A continuación se compara la práctica de la Fe adoptada por NCACUS con las prácticas actuales de la Iglesia Católica Romana.

*Estamos conectados a la Iglesia Católica Romana a través del episcopado y nuestra Fe común como se profesa en el Credo de los Apóstoles, el Credo de Nicea y el Credo de Atanasio.

*Como la Santa Iglesia Romana (Católica), celebramos como parte de la Tradición, por ejemplo, los Dogmas de la Inmaculada Concepción (concebida sin pecado) y la Gloriosa Asunción de María (Santa Dormición)

*Todos los sacramentos celebrados por NCACUS son considerados VÁLIDOS por la Iglesia Santa Romana (Católica).

* Como la Iglesia Católica Romana, reconocemos el celibato clerical como un don especial que realza el ministerio de aquellos que lo eligen libremente y que da un poderoso testimonio del glorioso reino de Dios.

* Como la Iglesia Católica Romana, vemos el Bautismo como el sacramento de iniciación que hace que todos los demás sacramentos estén disponibles para nosotros.

* Nos aferramos a la enseñanza de Santo Tomás de Aquino que dice “debemos seguir nuestra propia conciencia”.

DIFERENCIAS

* Nuestros Cánones son simples y ajustados al tamaño de nuestra Iglesia y las lineas Evangélicas.

* Aceptamos Sacerdotes Casados.

* A diferencia de la Iglesia Católica Romana, los católicos divorciados pueden volver a casarse ante  un sacerdote y vivir su matrimonio en plena comunión con la Iglesia.

*Damos la comunión a personas divorciadas.

*No contamos con edificios propios ni salarios a nuestros Sacerdotes, buscamos vivir transparentes en la administración de bienes materiales.

*Nuestro Clero se sostiene a si mismo y a su familia si esta casado.

*Aceptamos ofrendas por nuestro servicio, pero no esperamos depender de esa ofrenda.